Categorías
NUESTRO Fiscaliza

NUESTRO demanda a Justicia y al PFEI para obtener referidos que imputan delitos a Wanda Vázquez y miembros del Gobierno

Periodistas independientes y de medios alternativos presentaron un recurso judicial de Mandamus para solicitar la entrega inmediata de los seis (6) referidos que el Departamento de Justicia (DJ) refirió a la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) que involucran a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, a la senadora Evelyn Vázquez y a otros funcionarios que forman o formaron parte de la presente administración.

Este recurso extraordinario responde a que el DJ se negó a entregar los seis referidos, de los cuales uno de estos fue filtrado a algunos medios noticiosos en días recientes. En ese referido, se confirma la existencia de imputaciones criminales a la primera mandataria. La filtración de parte de la información ha tenido el efecto de crear un ambiente de confusión en la opinión pública, pues se ha repetido en múltiples espacios las pretensiones del DJ y del OPFEI de otorgarle un manto de secretividad a documentos que gozan de una presunción de publicidad total a base de la Constitución de Puerto Rico y el ordenamiento legal vigente.

Los referidos, los cuales fueron finalmente entregados el 7 de julio de 2020, no forman parte del sumario fiscal, el cual es confidencial. A través del recurso legal se solicitan las conclusiones finales del DJ y no la información privada que dio paso a la entrega de las investigaciones realizadas por la agencia de ley y orden. Tampoco se solicita la investigación en curso por parte del OPFEI, pues esta no ha iniciado.

“Dado al alto interés público que supone esta controversia, se requiere de un remedio ágil y de rápida solución debido a que está en juego el derecho del pueblo a conocer la verdad”, estableció el licenciado Edgar Villanueva Rivera en el recurso.

La petición de mandamus se radicó hoy ante la Sala de Recursos Extraordinarios del Tribunal de Primera Instancia en San Juan por el medio digital NUESTRO, representado por el periodista Rafelli González, y por Sandra Rodríguez Cotto, del programa de radio y el blog En Blanco y Negro con Sandra. 

El pasado 7 de julio, estos periodistas junto a Emmanuel Estrada López del medio alternativo ONCE, solicitaron al Departamento de Justicia dichos informes amparándose en el Art. 5 de la Ley 141-2019. Esta es la llamada “Ley de Transparencia y Procedimiento Expedito para el Acceso a la Información Pública”.

El pasado 27 de enero, la entonces Secretaria de Justicia, Denisse Longo Quiñones notificó al OPFEI que estaba evaluando una querella presentada sobre funcionarios. Luego, el 11 de marzo, Longo Quiñones, remitió una comunicación informando al OPFEI que había referido una querella a la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia, con instrucción de que se efectuara una investigación preliminar en el caso cuya querellada era la gobernadora Wanda Vázquez Garced, entre otros funcionarios.

Entonces, el 6 de julio se presentó a las inmediaciones del OPFEI un agente de Justicia para radicar seis referidos de este Departamento junto con la documentación pertinente a las investigaciones de estos, entre los cuales se encontraba al menos un referido a la gobernadora.

La entonces secretaria Interina de Justicia indicó haber ordenado el retiro de los referidos antes de que estos llegaran a ser formalmente presentados ante la OPFEI.  Como consecuencia de estos acontecimientos, en esa misma fecha del 6 de julio de 2020, los periodistas enviaron la solicitud formal de información al amparo del Artículo 7 de la Ley 141-2019.

Se pidió específicamente copia de: (1) el informe final sobre investigación del Departamento de Justicia de Puerto Rico del mal manejo de suministros en almacén en Ponce y (2) Informes finales sobre 5 investigaciones delegadas al Departamento de Justicia de Puerto Rico

El 7 de julio de 2020 el PFEI emitió un comunicado de Prensa titulado “PANEL DEL FEI EMITE ENÉRGICA RESOLUCIÓN REQUIRIENDO A JUSTICIA ENTREGA DE EXPEDIENTES” en el cual se publica la Resolución de esta oficina haciendo un requerimiento a Justicia para que entregue los “seis informes cuya entrega física fue abortada” el 6 de julio de 2020.

En su comunicado de prensa “[l]os miembros del PFEI establecieron que concluida la investigación preliminar y refrendada por la secretaria de Justicia el único curso legal de acción era entregar los mismos sin mayor dilación”. Más adelante durante ese mismo día, se presentaron formalmente los seis (6) informes de Justicia con los referidos a la OPFEI, quedando pendiente la entrega de las cajas con la evidencia pertinente a dichas investigaciones entre el 8 al 13 de julio de 2020.

El 20 de julio de 2020, transcurridos 10 días desde formalizada la Solicitud, solamente se recibió respuesta formal de parte de Justicia mediante correo electrónico dirigido a los peticionarios, a las direcciones de correo electrónico según indicadas en la Solicitud. Sin embargo, la solicitud fue denegada expresamente por Justicia. La OPFEI denegó la solicitud de manera tácita, al esta última no contestar dentro del término de 10 días establecido por ley ni solicitar prórroga.

Justicia había alegado en su respuesta que los informes “se trata de un asunto confidencial” y “no puede ser objeto de inspección, examen, ni divulgación mientras se conduce la investigación”. Sin embargo, los informes solicitados son el producto de la investigación realizada y culminada por Justicia.

El 21 de julio Justicia filtró parte de los informes a la prensa. Los periodistas independientes reclaman la información porque el pueblo tiene derecho a conocer la verdad total de los hechos, los cuales laceran la integridad de su gobierno.

Categorías
NUESTRO Fiscaliza

Puerto Rico Department of Justice does not want us to see Wanda Vázquez and other officials’ referrals to the OPFEI

“[…] it is necessary to establish that, as provided by our legal system, neither the preliminary investigative report subscribed at the end of the investigation, nor the six (6) reports referred to in your communication and that were submitted to the attention of the OPFEI shall, at this stage, be disclosed to third parties.”

Miretza Díaz Rodríguez, Limarie Martínez Rivera y Aminda Colón Soto, Information Officers for the Department of Justice

Despite having concluded its investigative processes, the Puerto Rico Department of Justice (PRDOJ) refused to submit six referrals presented by the agency to the OPFEI (Spanish acronym for the Special Independent Prosecutor’s Panel’s Office) that were requested by NUESTRO in alliance with ONCE and the blog “En Blanco y Negro with Sandra.”

These final documents, which were requested by formal petition, enjoy a presumption of total publicity since they are of high public interest, since they could link officials and ex-officials of the administration of Governor Wanda Vázquez Garced in criminal conduct. According to information released by several general circulation newspapers, the First Executive is implicated in at least one of the PRDOJ’s final investigations, which deals with possible violations of the law through improper interventions in the delivery of food to the victims of the earthquakes that affected the southwest of the island in January 2020.

On July 6, the six referrals were taken to the OPFEI office, but before turning them in, the PRDOJ agent in charge of transferring them received a call with instructions to return them to the public agency. This event is also under investigation, even though the former acting secretary of Justice, attorney Wandymar Burgos Vargas, took full responsibility for what happened before presenting her resignation letter.

At 6:06 pm yesterday, Monday, NUESTRO received a copy of a document stamped with the OPFEI logo and signed by both its president, former judge Nydia Cotto Vives, and by former judge and member of the Panel, attorney Rubén Vélez Torres. The resolution dated July 20, 2020 refers to the Governor of Puerto Rico along with lawyer Antonio Luis Pabón Battle, Secretary of the Interior, attorney Surima Quiñones Súarez, former Administrator of the Family Socioeconomic Development Administration (ADSEF by its Spanish acronym), the Administrator of Operational Services of ADSEF, María Teresa Zayas Gierbolini and the legislator Evelyn Vázquez Nieves.

NUESTRO knew at 5:20 pm yesterday, Monday, that none of the PRDJ’s six referrals to OPFEI are about the warehouse full of supplies found by citizens in Ponce while thousands of Puerto Ricans suffered the consequences of the earthquakes at the beginning of the year.

“Within the term provided in Article 7 of Act 141-2019 known as the Transparency Act and Expedited Procedure for Access to Public Information (Act No. 141), we inform you that the investigation carried out by the Department of Justice on the handling of the supplies found in a warehouse in Ponce, although advanced, has not been completed. Consequently, contrary to what was expressed in the letter – in request for information – that motivates this response, it was not part of the investigation reports sent to the attention of the OPFEI on July 6, 2020,” reads in part the letter delivered via email to NUESTRO and journalists Sandra Rodríguez Cotto and the lawyer Emmanuel Estrada López.

PRDOJ remains “confused” with the law

In the opinion of lawyer Edgar Villanueva Rivera, who is currently examining the legal course to follow to obtain public information, pretending that they are talking about investigations in progress or preliminary is misleading and confusing, since these are final documents that group findings validated with the signature of the former Secretary of Justice, lawyer Dennise Longo Quiñones along with three prosecutors.

“The arguments outlined by Justice are totally wrong and misleading. For a report to exist, a full investigation must occur. This is simple, Justice cannot make a referral to the OPFEI panel based on a preliminary, inconclusive, or ongoing investigation,” said the lawyer.

Specifically, the PRDJ used the same legal strategies that gave it two defeats before judge of the Extraordinary Claims Chamber of the Court of First Instance in San Juan, Lauracelis Roques Arroyo and the Court of Appeals on the delivery of the report of the mismanagement of supplies in the Ponce warehouse commissioned by Vázquez Garced to the Special Investigations Bureau (NIE, by its Spanish acronym). The judicial determinations in favor of the Puerto Rico Journalists Association (Asppro, by its Spanish acronym) and the Center for Investigative Journalism (CPI, by its Spanish acronym) forced the State to deliver the NIE report on March 13, two days before the first curfew and total closure of businesses in Puerto Rico as a result of the COVID-19 pandemic.

“There is nothing under the law and the applicable constitutional precepts in conjunction with the State’s supposed public policy on transparency that indicates that what journalists requested is confidential under the standards established in our legal system. This is not an ongoing investigation. What the Department of Justice did in its report that the OPFEI now has is the result of a completed investigation, so it must be information accessible to the public. What is happening right now at the OPFEI is another matter that is ongoing and is not what the journalists have requested,” the lawyer concluded.

OPFEI breaks its silence

As a result of public pressure exerted by citizens, the press and the president of the Senate, Thomas Rivera Schatz through their social networks, the OPFEI revealed on its website details about the referral that implicate the Governor of Puerto Rico and five officials on violations to the Penal Code, the Government Ethics Act, and the Anti-Corruption Code for a New Puerto Rico, a basis for four independent final investigations.

“All investigations concur with the existence of evidence that could confirm investigations of law and regulation. The information and evidence in all these instances were sustained through interviews and documents. Possible infractions of state and federal laws. Specifically, at the state level, Art. 252 of the Penal Code and Article 4.2 of the Government Ethics Law and Article 4.2 of the Anti-Corruption Code for a New Puerto Rico. In addition, in the investigation of the PRDOJ retaliation is attributed because the Secretary of the Department of Family, attorney Glorimar Andújar, after dismissing a subordinate for acts contrary to the law, did not agree to reinstate the official as required by La Fortaleza.”

In their letter, they explain that would the Panel not exist, it would have been the Department of Justice itself that with its investigation “had already filed the allegations in an accusation,” therefore validating the PRDOJ’s referral to the OPFEI is a completed investigation.

“All information or document that originates, conserves or receives in any government agency, even if it is in the custody of a third party, is presumed to be public and must be accessible to the people and the press,” reads Article 3 (4) of the Transparency Act.

Categorías
NUESTRO Fiscaliza

Justicia no quiere que veamos los referidos de Wanda Vázquez y otros funcionarios al OPFEI

“…es necesario establecer que, según dispuesto en nuestro ordenamiento jurídico, ni en el informe de investigación preliminar que se suscriba al finalizar la investigación, ni los seis (6) informes aludidos en su comunicación y que fueron remitidos a la atención del OPFEI pueden, en esta etapa, ser divulgados a terceros”.

Miretza Díaz Rodríguez, Limarie Martínez Rivera y Aminda Colón Soto, Oficiales de Información del Departamento de Justicia.

A pesar de haber concluido sus procesos investigativos, el Departamento de Justicia de Puerto Rico (DJ) se negó a entregar seis referidos a la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) presentados por la agencia solicitados por NUESTRO en alianza con ONCE y el blog En Blanco y Negro con Sandra.

Estos documentos finales, los cuales fueron solicitados mediante petición formal, gozan de una presunción de publicidad total por ser estos de alto interés público, pues podrían vincular oficiales y exfuncionarios de la administración de la gobernadora Wanda Vázquez Garced en conductas delictivas. Según la información divulgada por varios periódicos de circulación general, la primera ejecutiva está señalada en al menos uno de las investigaciones finales del DJ, la cual versa sobre posibles violaciones de ley mediante intervenciones indebidas en la entrega de alimentos a los damnificados por los terremotos que sacudieron al suroeste de la isla en enero de 2020.

El pasado 6 de julio, los seis referidos fueron llevados a la oficina del PFEI pero antes de entregarlos, la agente del DJ a cargo de trasladarlos recibió una llamada con instrucciones de regresarlos a la dependencia pública. Este suceso también está bajo investigación a pesar de que la exsecretaria interina de Justicia, la licenciada Wandymar Burgos Vargas, tomó responsabilidad por lo sucedido antes de presentar su carta de renuncia.

A las 6:06 de la tarde de ayer, lunes, NUESTRO recibió una copia de un documento estampado con el logo del OPFEI y firmado tanto por su presidenta, la exjueza Nydia Cotto Vives como por el exjuez y miembro del panel, el licenciado Rubén Vélez Torres. La resolución con fecha del 20 de julio de 2020 es en referencia a la gobernadora de Puerto Rico junto al Lcdo. Antonio Luis Pabón Battle, secretario de la Gobernación, la Lcda. Surima Quiñones Súarez, exadministradora de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), la administradora de Servicios Operacionales de ADSEF, María Teresa Zayas Gierbolini y la legisladora Evelyn Vázquez Nieves.

NUESTRO supo a las 5:20 de la tarde de ayer, lunes, que ninguno de los seis referidos del DJ al OPFEI son sobre el almacén repleto de suministros hallados por ciudadanos en un almacén en Ponce mientras miles de puertorriqueños sufrían las consecuencias de los terremotos a principios del año.

“Dentro del plazo dispuesto en el Artículo 7 de la Ley 141-2019 conocida como Ley de Transparencia y Procedimiento Expedito Para el Acceso a la Información Pública (Ley Núm. 141) le informamos que la investigación que realiza el Departamento de Justicia sobre el manejo de los suministros encontrados en un almacén en Ponce, aunque adelantada, no ha culminado. Consecuentemente, contrario a lo intimado en la misiva – en solicitud de información – que motiva esta respuesta, no formó parte de los informes de investigación remitidos a la atención de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) el pasado 6 de julio de 2020”, lee parte de la misiva entregada vía email a NUESTRO y a los periodistas Sandra Rodríguez Cotto y el abogado Emmanuel Estrada López.

Justicia sigue “confundido” con la ley

A juicio del licenciado Edgar Villanueva Rivera, quien en estos momentos examina el curso legal a seguir para obtener la información pública, pretender que se está hablando de investigaciones en proceso o preliminares induce a error y a confusión, pues se trata de unos documentos finales que agrupan hallazgos validados con la firma de la exsecretaria de Justicia, la licenciada Dennise Longo Quiñones junto con tres fiscales.

“Los argumentos esbozados por Justicia son totalmente equivocados e inducen a error. Para que exista un informe, debe producirse una investigación completa. Esto es sencillo, Justicia no puede hacer un referido al panel del PFEI a base de una investigación preliminar, inconclusa o en curso”, sostuvo el letrado.

En específico, el DJ utilizó las mismas estrategias legales que le propinaron sendas derrotas ante la jueza de la Sala de Recursos Extraordinarios del Tribunal de Primera Instancia en San Juan, Lauracelis Roques Arroyo y el Tribunal de Apelaciones sobre la entrega del informe del mal manejo de suministros en el almacén de Ponce encomendado por Vázquez Garced al Negociado de Investigaciones Especiales (NIE). Las determinaciones judiciales a favor de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) y el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) obligaron al Estado a hacer entrega del informe del NIE el 13 de marzo, dos días antes del primer toque de queda y cierre total de negocios en Puerto Rico a consecuencia del COVID-19.

“No hay nada que diga bajo la ley y los preceptos constitucionales aplicables en conjunto con la supuesta política pública del Estado sobre transparencia que indique que lo que los periodistas solicitan es confidencial bajo lo estándares establecidos en nuestro ordenamiento jurídico. No se trata de una investigación en curso. Lo que hizo el Departamento de Justicia en su informe que ahora tiene el PFEI es el resultado de una investigación terminada, por lo debe ser información accesible al público. Lo que ahora mismo está ocurriendo en el PFEI es otro asunto que está en curso y no es lo que los periodistas han solicitado”, concluyó el letrado.

Rompe el silencio el PFEI

A raíz de la presión pública ejercida por la ciudadanía, la prensa y el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz a través de sus redes sociales, el PFEI reveló en su página web detalles sobre el referido que implica a la gobernadora de Puerto Rico y a cinco funcionarios en violaciones al Código Penal, la Ley de Ética Gubernamental y al Código Anticorrupcíon para un Nuevo Puerto Rico, a base de cuatro investigaciones finales independientes.

“Todas las investigaciones concurren con la existencia de prueba que pudiera confirmar violaciones de ley y reglamento. La información y prueba en todas esas instancias se sostuvo mediante entrevistas y documentos. Posibles infracciones de leyes estatales y federales. Especificamente, en el ámbito estatal, al Art. 252 del Código Penal y al Art. 4.2 de Ia Ley de Ética Gubernamental y el Art. 4.2 del Código Anticorrupción para un Nuevo Puerto Rico. Además, en la investigación del DJPR se atribuyen represalias porque la Secretaria del Depto. de la Familia, Lcda. Glorimar Andújar, tras despedir a una subalterna por actos contrarios a la ley, no accedió a reinstalar a la funcionaria según le fuera requerido por La Fortaleza”.

En su misiva, explican que de no existir el Panel sería el propio Departamento de Justicia el que con su investigación “ya hubiera radicado las denuncias para acusación”, por lo que valida que el referido del DJ al PFEI se trata de una investigación finalizada.

“Toda información o documento que se origine, conserve o reciba en cualquier dependencia del Gobierno, aunque se encuentre bajo la custodia de un tercero, se presume público y debe estar accesible al pueblo y a la prensa”, reza el Artículo 3 (4) de la Ley de Transparencia.

Categorías
Columna

Capitalizando la sed de normalidad ante COVID-19

Por: Marieli Gonzalez Cotto, PhD
Bióloga Celular y Molecular | Comunicadora en Ciencias

Decir que estamos viviendo un tiempo sin precedentes es una subestimación. A casi seis meses de esta crisis, hemos aprendido mucho, pero al parecer, no lo suficiente para salir de ella. Pareciera ser que muchos de los sistemas necesarios para manejar esta emergencia están presentes, al alcance y listos para ser utilizados en dar la batalla contra COVID-19. No podemos decir lo mismo de la voluntad de nuestro gobierno de turno. 

El segundo trimestre de este año fue uno especialmente difícil gracias a la cuarentena. De seguro ninguna historia personal de tiempo en cuarentena es similar a las demás, pero una cosa es cierta: perdimos nuestra normalidad. Ante cualquier crisis el deseo natural del ser humano es llegar a ver el día en donde recuperemos nuestra normalidad. Tristemente, nuestro gobierno también le faltó la voluntad de transmitir a sus ciudadanos que, en definitiva, tendremos un nuevo normal. En su lugar escuchamos mensajes contradictorios, vagos y tibios. Como quien no quiere afrontar la realidad de un nuevo normal, como el que tiene algo que esconder y mucho que ganar.

El panorama actual es sumamente peligroso en términos de los “mensajes oficiales”. No cuesta mucho entender que la comunicación es un entorno complicado, la cual toma en cuenta lo que se dice, escribe, observa e infiere. Además, el proceso de comunicación se enmarca en consideraciones culturales, sociales y generacionales. Los “mensajes oficiales” han estado plagados de paños tibios y condescendientes. Una y otra vez, los mensajes de nuestros oficiales y gobernantes buscan capitalizar de nuestra sed de normalidad. 

Si bien es cierto que vivimos en una sociedad libre y democrática, declarar que cierta población tiene el “derecho” de disfrutar actividades sociales es superfluo. Ciertamente, esta expresión apela a la realidad que hemos vivido muchos, pero falla miserablemente en comunicar la realidad de que aún estamos en una crisis y que el nuevo normal se debe enmarcar en cambios a cómo hacíamos las cosas pre-pandemia. Por otro lado, la comunicación no verbal o el modelaje en tiempos de crisis es esencial. En momentos de incertidumbre y de cambios complejos, es innegable que todos buscamos a quién seguir. En este sentido, es esencial velar por que se haga lo mismo que le pedimos a los demás. Contrario lo que dicen algunos, la salvación no es individual. Tenemos que salvarnos como colectivo. Esta tarea no es fácil en una sociedad que valora el individualismo y lo aplaude como característica de desarrollo e innovación. Sin embargo, la salud pública es, eso mismo, pública. Protegernos nos compete a todas, todos y todes.

Los problemas de salud pública se encaran con datos, evidencia y honestidad. Si bien es cierto que el ciudadano debe asumir un rol activo en los esfuerzos de salud pública, un gobierno que no se comunica efectivamente y con la verdad entorpece esta tarea. No le podemos pedir a un árbol de chinas que nos dé mangó. De la misma manera, no podemos pedir resultados cuando las reglas de juego son oscuras y adaptables a la necesidad de unos pocos de capitalizar la sed de un pueblo a retomar su normalidad.

Zoomversatorio: ¿Los datos son los datos?

Sé parte de #Nuestro primer evento a través de Facebook Live, con la participación de expertos en datos del #COVID19 en Puerto Rico.

El evento, el cual será moderado por la doctora Marieli González Cotto contará con la participación de la epidemióloga Roberta Lugo-Robles, el demógrafo y economista Alexis Santos Lozada, el creador de covidpr.info, Danilo T. Pérez-Rivera, el fundador de Matemática POP, Luis Amed Irizarry y el colaborador del Task Force Ciudadano COVID19, Ing. Israel Meléndez.

El foro virtual ¿Los datos son los datos? transmitirá en directo a partir de las 7:30PM a través de nuestro Facebook Live. ¡Les esperamos!

Acceda aquí para entrar al evento: https://www.facebook.com/periodiconuestro/